Salsa para pizza

Salsa para pizza

Es una preparación típica napolitana, como las galletas de canela sí. Y como toda receta donde reina el tomate es genial para acompañar con cualquier tipo de pasta, incluso con pescado, aunque lo más típico de esta preparación es para hacerla con carne de vacuno, la cual se cocinará en la misma salsa. Y como no, como buen tomate frito que es en el fondo, nos irá de perlas para enriquecer de una forma sin igual nuestras pizzas caseras, que es como os la presento hoy aquí.

Y yo me pregunto... ¿por qué no calentamos un poco de tomate frito, le añadimos el ajito, el orégano, la sal y la pimienta y calentamos un poquito y ya? Pues porque me va la marcha! además de que quería probar la forma correcta de hacerlo y ver si merece la pena el desastre. Y oye, el tomate ha quedado más rico que un bocata de chorizo de Pamplona, todo hay que decirlo, pero la que he montado en la cocina ha sido importante. Todo lleno de aceite atomatado por todas partes, la vitro, el techo, el suelo, la madre que me parió que me mandó un wasap mientras limpiaba... en fin, que la salsa está muuuuy buena, y por el momento de riesgo que me pone muchísimo y el resultado obtenido que ha sido fantástico, bien ha merecido la pena. ¡¡¡VIVA EL VINO!!!

Luego me subí a una silla para hacer un plano cenital, y me pegué la hostia del siglo que ni en Discovery Max, pero eso ya es otra historia...